Procesado de alimentos por calentamiento óhmico (CO)

El calentamiento óhmico es un proceso esmerado y continuo para el calentamiento de productos, especialmente para productos en trozos como frutas, verduras, especias y otros alimentos. El calentamiento se lleva a cabo mediante corriente eléctrica, actuando el producto como resistencia eléctrica. En comparación con los procesos de cocción tradicionales, el producto no se calienta mediante una superficie caliente, sino uniformemente por toda su sección transversal.

Ventajas

  • gran eficiencia energética (95% conversión)
  • reduce el riesgo de contaminación
  • calentamiento rápido y efectivo
  • procesado continuo
  • alta capacidad de penetración:CO> RF> MO
  • el perfil de sabor se conserva natural
  • óptima conservación de los colores
  • perfectas fragmentación y estructura
  • mayor tiempo de conservación

Aplicaciones

Su alta capacidad de penetración hace que sea especialmente útil en el caso de alimentos particulados:

  • salsas
  • purés de frutas
  • huevo líquido
  • productos cárnicos