Crioconcentración de efluentes residuales y subproductos de la industria agroalimentaria para la recuperación de nutrientes y agua

Mabel Mora | Centre Tecnològic BETA (UVIC)

En la óptica de los objetivos de neutralidad en carbono y residuo cero en la manufactura de sus productos, las actividades económicas buscan cada vez más soluciones que permitan ahorrar energía y recursos. El mercado de la depuración de aguas residuales no es ninguna excepción y necesita ser abastecido con tecnologías que permitan convertir las corrientes residuales en materias primas de nuevo haciendo los procesos más competitivos y eficientes en términos económicos y medioambientalmente sostenibles.

La crioconcentración es un método utilizado principalmente en la industria agroalimentaria, por tanto, se trata de una tecnología que ya está desarrollada, pero se le da un enfoque diferente. Se trata de un proceso que permite concentrar efluentes líquidos mediante la congelación y obtención de una fracción de agua congelada lo más limpia posible y una fracción líquida concentrada que contendría, en este caso, los solutos de interés. Se basa en que el congelamiento es un proceso selectivo en el que se forman cristales de hielo constituidos esencialmente por agua pura. Durante el proceso de congelación, los solutos se excluyen de la matriz de hielo, lo que comporta la separación de esta fracción líquida más limpia y un efluente mucho más concentrado en solutos que el inicial.

Se trata de una tecnología funcional, robusta, sencilla de implementar y operar y demostrada como tecnología energéticamente más eficiente que la evaporación o los sistemas de membrana, que a menudo conllevan costes de inversión y operacionales más elevados que la crioconcentración, haciendo que la aplicación de esta tecnología sea ideal para concentrar este tipo de efluentes con valiosos solutos y agua con potencial de ser reutilizada.

EXPERIENCIA CON EMPRESAS

El potencial cliente de esta tecnología es la industria de la tecnología mecánica industrial, la industria de la gestión de residuos y subproductos, la industria de la energía y la industria agroalimentaria. Ya se han establecido contactos con empresas del sector de la gestión de residuos y subproductos y agroalimentario (sector lácteo, cárnico y bebidas).


¿Te interesa alguna de estas soluciones?